Blog

  • RISA
    He tenido la suerte de compartir el fin de semana con un nutrido grupo de amigos en la playa. Nos conocemos desde hace muchos años y siempre me resulta muy reconfortante estar con ellos. PorSigue leyendo «RISA»
  • AYUDANDO
    Después de varias sesiones a las que asistí como observador, hoy he estrenado mi voluntariado como ponente en la Fundación Iter. Ha sido una experiencia muy grata en la que he tenido oportunidad de compartirSigue leyendo «AYUDANDO»
  • MIRAR ATRÁS
    Un buen amigo me ha pedido ayuda para que dé testimonio ante un tribunal sobre un asunto de mucha importancia emocional para él. Nos reunimos y empezó a relatar pormenorizadamente los hechos y su interpretación.Sigue leyendo «MIRAR ATRÁS»
  • RESINTONIZAR
    Dice Joan Garriga en su libro Decir sí a la vida que la primera variable de la fórmula del bienestar es decirle a la vida lo que queremos y remar y bregar con ello, queSigue leyendo «RESINTONIZAR»
  • ELECCIÓN
    Los humanos somos seres racionales, lo que constituye un elemento diferencial respecto al resto de las especies. Y porque nos pone en otra escala, con frecuencia lo fiamos todo a esa capacidad de razonar. En realidad,Sigue leyendo «ELECCIÓN»

MI REINVENCIÓN: DE FINANCIERO A COACH

Yo empecé mi vida laboral trabajando en banca. De ahí salté al otro lado, a la empresa privada, donde desarrollé mis conocimientos de economista y MBA en la dirección del departamento financiero de diversas empresas. Y como quería acabar mis días profesionales haciendo algo diferente, me empecé a formar como coach en 2017. Digo: me empecé a formar, porque nunca se acaba de aprender y menos en una disciplina de ayuda como es el coaching.

Mi vida tiene una serie de hitos de carácter personal y profesional. En la primera categoría destaco el casarme y el tener mi primer hijo y, digo el primero, porque los otros dos agregaron, pero no supusieron un cambio tan radical como lo fue estrenarme como padre. En el ámbito profesional, terminar la carrera -recuerdo el pensamiento de precaución que me asaltaba diciéndome: no te puede atropellar un coche ahora que eres economista-. Mi paso por Nueva York para estudiar un máster en administración de empresas también supuso un antes y un después. Mi fichaje y “desfichaje” como director financiero de la división de vídeo y DVD de Disney, en la que permanecí durante casi 14 años. Y, por último, la formación como coach que me ha transformado.

Afirmo que no soy, no ya el mismo profesional, sino la misma persona, antes y después de haberme formado como coach. Lo he descrito como un hito profesional, pero va más allá. Siempre me gustaron las personas y a lo largo de las empresas en las que he trabajado, lo que más valoré, lo que siempre me impactó, fue la gente con la que tuve contacto. La vivencia y la relación con mi equipo, con mis compañeros de trabajo y con ciertos proveedores es lo que más ha enriquecido mi trayectoria profesional.

Y ahora como coach profesional puedo seguir haciendo eso que más valoro, incluso con mayor intensidad. Esa es la razón de haber elegido, y acertado, con mi transformación profesional. Seré coach hasta que me muera, y en mi camino quiero acompañar y ayudar a esas personas que se crucen en mi vida. ¿Quieres ser tú una de ellas?

A %d blogueros les gusta esto: